Llop Moda

¿zapatillas en el trabajo? OMG

Cómo llevar zapatillas al trabajo

Hace unos años si pensábamos en calzado para el trabajo las zapatillas no entraban en nuestro espectro, pero gracias a los giros inesperados de la moda el panorama ha cambiado, y mucho.
Así, combinaciones que nunca pensamos que íbamos a llevar adquieren popularidad y los incorporamos a nuestros looks diarios de una forma natural.

Este es el caso de las zapatillas o sneakers. Para alivio de muchas de nosotras, desde hace un par de temporadas las zapatillas se han convertido en un Must de cada temporada y están presentes en todos los ámbitos, incluido el laboral.

Eso sí, no es sencillo y no todo vale. A continuación te contamos el abc para incorporar las zapatillas en tu look y seguir dando una imagen profesional:

¿Qué tipo de zapatillas elegir?

Para elevar un look y no tener la sensación de estar demasiado de “sport” elige sneakers de texturas alternativas a la tela, como la gamuza o el cuero suave u otros materiales naturales e innovadores como los modelos de woden.

¿Cómo puedo combinarlas?

El pantalón ideal es el jean negro y de corte cigarrette, porque es tan versátil que se combina perfectamente con cualquier tipo de calzado y estilo, pero también existen otras opciones.

La clave siempre es combinarlas con un pantalón que sea capaz de verse formal pero a la vez, lo suficientemente relajado como para no quedar discordante con las zapatillas. Los pantalones tobilleros, rectos o tipo “capri” son unas buenas alternativas.

Pero no solo pantalón, arriesga y combina tus sneakers con faldas o vestidos. El resultado final dependerá de la combinación de colores, texturas o estilos de todas las piezas. Utiliza tu intuición y darás con un look igualmente perfecto para ir a la oficina.

En la parte superior una camisa básica con tela de buena caída, un jersey liviano o un blazer corto y joyas le dan el toque final y convierten todo el conjunto en un outfit de trabajo perfecto.

¿Colores monocromáticas o estampados?

Como en todo en la medida está el gusto. La clave está en compensar y crear un conjunto armonioso, original y profesional.

Si la base de tu look es estampado equilibra con zapatillas monocromáticas o con algún detalle que combine con el resto del look. Pero en este caso menos es más.

Por el contrario para un look neutro unas zapatillas adornadas, con estampado o metalizadas elevarán y sofisticarán tu look.

Y por último, olvídate de combinar el bolso con el calzado (esto es cosa del pasado). En este sentido, con una pequeña cartera de mano acertarás.